Archivo de la etiqueta: paro

La primera entrevista

Mañana a las once tiene entrevista. Después de un año y un mes en paro, es su primera entrevista. Irá nervioso, es inevitable, no es broma tener cuarenta y tantos y llevar un año en paro.

Pero no puede dejar que los nervios le traicionen, mañana tiene que ir tranquilo.

En la otra punta de la ciudad, su hermana, que le conoce lo suficiente, sabe que apenas dormirá esta noche. La primera entrevista de su especialidad desde que está en paro.

Cientos y probablemente mil currículums enviados, de su profesión, de la especialidad del máster que estudió hace años, del posgrado que estuvo haciendo hace poco, mucha paciencia durante todo este tiempo, y mañana por fin una buena oportunidad.

Su presión mañana será máxima. Seguramente tendrá miedo de equivocarse, de dar un paso en falso, una mala respuesta, que la persona del otro lado sea desagradable, o esté cansada del proceso de selección… Puede ser que finalmente no lo contraten. Y le invade un miedo inmenso por fracasar, por decepcionar.

A su hermana le hubiera gustado decirle hoy por teléfono que le irá genial. Que si se tuerce, en ningún caso será un fracaso. Está muy orgullosa de él, que está luchando durante todo este año de paro con todas las armas contra el desfallecimiento, y que lo está haciendo muy bien.

Que le gane la batalla a éste “él” que esta noche está nervioso, que siga el guión que ya tiene, que es el correcto. Que saldrá de ésta, quizás no con la entrevista de mañana, pero sí con alguna que vendrá. Que su oportunidad está ahí y que la va a encontrar. Porque se lo merece.

Seguro que le irá muy bien mañana.

A su hermana le hubiera gustado decirle hoy por teléfono que está con él, y que le va a apoyar mañana con la entrevista y con todas las piedras que el camino le quiera poner delante. Que para algo tiene una hermana.

Anuncios

El futuro

Las noticias son negativas, cada día hay despidos, EREs y desahucios, injusticias y crueldades. Hace tiempo que decidí que no voy a consumir noticias, que pasan de lo banal a la violencia social más absoluta mediante la creación de un discurso continuo de noticias negativas que sólo generan inseguridad y estrés. 

Y los políticos siguen con lo suyo, aquí no pasa nada. Corruptos, inestables, tendenciosos, miserables… Manifestaciones a diario de miles de personas luchando contra la pérdida de derechos y de dignidad a la que agradeceremos siempre su voz y su grito en la calle. 

El que trabaja sólo puede callar y acatar, mientras le bajan el sueldo y constantemente le recuerdan que es un afortunado de tener trabajo. Esos son los que tienen suerte, porque hay muchísima gente que se ha tenido que ir lejos de su familia, de su mar, de su origen y de su tierra para ganarse la vida. 

En mi entorno recientemente se han quedado en paro gente cercana a la que quiero mucho.   Y les estoy ayudando en todo lo que puedo, y lo que me permiten ayudarles. No tengo dudas que no tardarán en tener entrevistas, quizás tarden algo más en tener trabajo. 

No hay que dejarse vencer por los frenos, hay que despreciarlos, levantar la cabeza y seguir para adelante. Tenemos que luchar todos para salir reforzados de esto. Empezando por no escuchar todas aquellas voces que nos dicen a diario que no podremos. CLARO QUE PODREMOS. Y seremos más fuertes, mejores, más valientes y eficaces. 

Yo he empezado sonriendo, y convenciendo a la de detrás del espejo de la ducha que hoy está estupenda, y que tiene un día lleno de retos por delante. Lucho a mi modo para un futuro mejor, y empiezo conmigo misma, con seguridad, y con una sonrisa por delante. 

Hay un futuro mejor, y todos los esfuerzos que estamos realizando hoy tendrán sus frutos mañana. Porque habrá mañana y será mejor. Cada día es una oportunidad.